Quién fue Fabio Rafael González?

Fabio Rafael González, nació en la Barrica, Maimón, Puerto Plata, el 1 de abril de 1935, hijos de los señores Florinda González y Casimiro Guzmán.

Sus padres y demás hermanos se trasladaron a la ciudad de Puerto Plata. Allí realizó sus estudios primarios y secundarios, graduándose de Bachiller en Ciencias Físicas y Matemáticas, en la primera promoción del Liceo Nocturno Ana Isabel Jiménez, dirigido por el profesor Cesar Alejandro kingsley.

Fabio González, desde niño se comenzó a interesar por los deportes, muy especialmente en el béisbol, y, luego en el levantamiento de pesas. Se convirtió en uno de los mejores lanzadores de béisbol de su época.

Fue fundador de la Liga Deportiva y Recreativa del Atlántico.

En 1963 fundó el programa de deportes Ecos Deportivos, en compañía de Carlos Acevedo, Julián Cabrera y Leónidas Fotiné, todos ellos fallecidos. Dicho programa sirvió como una tribuna para resaltar los deportes y los valores deportivos de toda la provincia de Puerto Plata. Por Ecos Deportivos pasaron jóvenes que se iniciaron en las crónicas deportivas, como fueron: Santiago Lozano, Oscar González López, Onésimo Escaño Peña (Oní), Aridio Perdomo, Ramón Jerez Díaz, Luis Guerrero Collado, Manuel Emilio Gilbert, José Ramón Ureña, Osiris Martínez, Diego José Escaño Peña, Miguel Morris, Daniel Díaz, Franco Feliciano y otros tantos.

Alrededor de Fabio Gonzalez se formaron casi todos los periodistas puertoplateños. Su casa siempre permaneció abierta para la orientación y ayuda de los deportes y la cultura.

Para su manutención y la de su familia trabajó en diferentes sitios, como fueron la Oficina de Migración, Junta Municipal Electoral de Puerto Plata, Ayuntamiento Municipal, Estadio José Briceño y otros. Sirvió con amor y desprendimiento. Era un hombre honrado a carta cabal. Amigo de los amigos, porque desde los diferentes trabajos ó donde labor ayudó a los amigos que estuvieron a su lado.

Colaboró con los diferentes periódicos locales y nacionales del país. Fue periodista toda su vida. Fue miembro destacado de la Asociación de Cronistas Deportivos, del Colegio Dominicano de Periodistas, Sindicato de los Trabajadores de la Prensa y Círculo de Comunicadores de Puerto Plata. Siempre fue un ente de aglutinación en torno a las instituciones que perteneció, y, sobre todo, de unidad de todos sus miembros. Gran consejero.

Fabio González se convirtió en un verdadero dirigente y organizador de la Liga del Atlántico, a la que prácticamente le dedicó toda su vida y energía.

En sus primeros años fue una verdadera estrella del béisbol. Fabio González formó parte del trabucazo equipo de béisbol, regenteado por la Liga Deportiva del Atlántico, compuesta, además, de los jugadores: Carlos Acevedo, Manuel Villalón, Héctor González (Chichí), Roque Jacinto Gómez (a) Chinto, Francisco Jerez, Luís Oscar Gilbert Rotestán (a) Papayan, Carmelo Reyes, Ramón La Hoz (a) Mongui, Rafael Ureña, Ramón Rodríguez, José Heureaux, Danilo Martínez, Carlos Santos, Rafael Díaz (a) Chichí Apún, Leónidas Fotiné, Antonio Marte, Chichí de la Cruz, Manuel Morales, Rafael Vásquez, Cecilio Acevedo, Edmundo Escaño Peña, José A. Musa Mención (a) Noli, entre otros.

Fue el mentor y organizador de la Liga Campesina de la provincia de Puerto Plata, en la que participaron diferentes equipos de las comunidades de la provincia de Puerto Plata.

También, intervino en la celebración de los torneos interempresariales y de la Liga Hotelera, en 1970.

Hombre del calibre de Fabio González no nacen todos los días en República Dominicana. Sus virtudes estaban por encima de sus debilidades como ser humano que era.

Siempre recibió la solidaridad y ayuda económica de su hermano Héctor González (a) Chichi, quien reside en New York desde hace muchos años.

Fabio Rafael González, falleció en la ciudad de Puerto Plata, el 9 de febrero de 1994.

Hoy su institución que ayudó a fundar el 16 de agosto de 1958, acaba de cumplir 60 años de labor ininterrumpida.

La interrogante al día de hoy para muchos, siendo éste un hombre de béisbol y sóftbol, que parámetros y quienes tomaron la iniciativa para bautizar con su nombre un pabellón en donde no se practica ningunas de las disciplinas por la que se inclinaba el extinto cronista deportivo.