Escándalo en Italia por comentario racista de un aficionado

El futbolista originario de Senegal, Kalidou Koulibaly, defensa del Napoli, denunció este lunes que un fanático del Fiorentina le llamó “mono de mierda” al finalizar el encuentro de este domingo en el Artemio Franchi. Exigió que se le prohíba acceder a los estadios “de por vida”.

“Mono de mierda». Así me vociferó éste fanático. Esta gente no tiene nada que ver con el deporte. Hay que ubicarlos y prohibirles acceder a los estadios para siempre”, escribió Koulibaly en sus redes sociales, traduciendo el insulto racista también en francés e inglés.

El defensa senegalés fue insultado cuando acabó el partido de Florencia, donde el Napoli ganó 2-1. Durante una entrevista a pie de campo, Koulibaly encaró al aficionado, incitándolo a que tuviera el “coraje” de decírselo a la cara. El hincha, que estaba en la grada a unos veinte metros, se alejó.

El caso llegó hasta la mesa de Federación de Fútbol Italiana (FIGC), cuya fiscalía inició una investigación tras registrar el acta arbitral y hablar con Koulibaly, informó el organismo que dirige el fútbol italiano.

Ver la publicación del jugador en Instagram Aquí: KALIDOU KOULIBALY